El queratocono es una patología de la córnea que suele aparecer en la adolescencia y progresar con los años.La evolución de la enfermedad suele darse hasta los 40 años aproximadamente, edad en la que la córnea consigue una mayor rigidez y consigue estabilizarse.

Esta enfermedad se caracteriza por un adelgazamiento anormal de la córnea. Al ser más fina y menos rígida de lo normal, la córnea no consigue aguantar la presión interna del ojo y protuye hacia fuera manifestándose en forma de cono. Es por ello, que esta enfermedad recibe el nombre de queratocono: querato=córnea y cono hace referiencia a la forma que adquiere la córnea cuando lo padece.

Síntomas del queratocono

Los síntomas del queratocono pueden ser visibles desde el exterior cuando el queratocono está muy avanzado y el abombamiento de la córnea es más que notorio. Para detectarlo en los primeros momentos de la enfermedad es muy importante conocer los síntomas que no son tan evidentes como la rápida evolución de problemas de refracción como la miopía y el astigmatismo, la fotofobia y el deslumbramiento.

Es muy importante diagnosticar la enfermedad a tiempo para frenarla con un tratamiento adecuado. Si la enfermedad está muy avanzada puede que sólo sea posible tratarla mediante un trasplante de córnea, el tratamiento más complejo para curar el queratocono.

Tratamiento del queratocono

El tratamiento más eficaz para el queratocono es el Crosslinking Corneal ya que aumenta la rigidez de la córnea y estabiliza el queratocono.

La falta de visión producida por queratocono es muy difícil de corregir con gafas o lentillas convencionales, por lo que los pacientes que han perdido visión por queratocono pueden recuperarla gracias al tratamiento con anillos introestromales que además de corregir la irregularidad corneal, mejora en gran medida la agudeza visual. Este tratamiento complementa en muchas ocasiones el crosslinking corneal.

Las lentillas rígidas especiales son otra alternativa para frenar el queratocono. Aunque las lentillas rígidas convencionales pueden adaptarse para el tratamiento de esta enfermedad, César Villa, experto en Óptica y Optometría y óptico de Clínicas Novovisión, recomienda el uso de lentes especiales producidas específicamente para el tratamiento de esta enfermedad.

Por último, cuando el queratocono está muy avanzado y no permite ninguno de los tratamientos desarrollados anteriormente, la única solución es un trasplante de córnea. Gracias al crosslinking corneal, este tratamiento es el menos frecuente ya que se realiza sólo en casos en los que la córnea está muy dañada y el paciente requiere de la córnea sana de un paciente.

El equipo de Novovisión realizó el primer crosslinking en febrero de 2007, siendo pionero a nivel internacional exceptuando al grupo alemán que lo desarrolló.