Qué vas a encontrar en este artículo

Qué es ojo seco

La sensación de arenilla en los ojos, el picazón, el ardor, tener la necesidad de frotarse constantemente, notar los ojos pegados por la mañana o la intolerancia a las lentes de contacto son síntomas que cualquier persona adulta ha sufrido a lo largo de su vida más de una vez. La causa mas probable es el denominado “ojo seco”.

El ojo seco es una patología inflamatoria que reduce la calidad de vida del que lo padece. Es una enfermedad multifactorial, en la que la película lagrimal (film que recubre y protege la superficie ocular) está alterada por una escasa producción o bien, lo mas frecuente, por una excesiva evaporación de sus fluidos. En estos casos existe un problema en el borde del párpado: la Disfunción de las Glándulas de Meibomio que están alojadas en esta estructura. Estas glándulas juegan un papel muy importante en el desarrollo del ojo seco y en los síntomas que produce.

Las glándulas de Meibomio se encuentran en el borde del párpado y son las encargadas de aportar una capa de lípidos que recubre nuestra lágrima por fuera para que sea más resistente a la evaporación. Por tanto, si esta zona del párpado está alterada se reducirá la producción de las glándulas creando una capa lipídica demasiado fina, y esto favorecerá que nuestro film lagrimal desaparezca antes y aparezcan los citados e indeseables síntomas.

Meditación para reducir la presión ocular

Por qué se produce

La disfunción de estas glándulas se produce por múltiples causas entre las que cabe destacar el uso prolongado de lentillas, las infecciones –blefaritis– y el envejecimiento. En ocasiones uno de los signos evidentes en esta disfunción de las glándulas es que se cubren de una capa de queratina que tapa los orificios e impide que se secreten los lípidos. Cuanto peor funcionan las glándulas, se entra además en un círculo vicioso por el que se van deteriorando cada vez mas hasta el punto que se atrofian y dejan de funcionar definitivamente.

Tratamiento

El tratamiento mas conocido para el ojo seco son las lagrimas artificiales que pretenden sustituir la escasa lágrima natural del ojo pero las lágrimas son sólo un alivio puntual que dura apenas unos minutos y nunca resuelven el problema.

El tratamiento del ojo seco exige de medidas farmacológicas, control de otros tratamientos que tome el paciente, medidas quirúrgicas y en los últimos años se están realizando los denominados tratamientos “físicos” del ojo seco entre los cuales hay uno que si ha demostrado ser eficaz: la microexfolición del borde palpebral para eliminar la queratina y permitir que salga el contenido lipídico de las glándulas.

Nueva técnica – microexfoliación palpebral

Es una nueva técnica que consiste en fresar el borde del párpado para arrastrar la queratina y destapar los orificios de salida de las glándulas de Meibomio. Una vez se ven los orificios abiertos, se procede a masajear el párpado para comprobar el funcionamiento de las glándulas, para ver que liberan el necesario material lipídico.

La microexfoliación es un sencillo tratamiento, que en menos de 10 minutos, mejora el drenaje lagrimal y genera un alivio inmediato de los síntomas. Esta mejoría es mas o menos importante en función de la severidad del caso.

Si quieres saber más, ponte en contacto con nosotros y pide cita en cualquiera de nuestras clínicas.