Dacriocistorrinostomía

Clínica Oftalmológica / Tratamientos / Dacriocistorrinostomía
Dacriocistorrinostomía2018-09-06T08:18:23+00:00

El equipo de Novovisión fue el pionero en España en la técnica de Dacriocistorrinostomía endonasal en el año 1991. Publicó la técnica y su experiencia en los Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología en el año 1995 y en la Ponencia Oficial de la Sociedad Española de Oftalmología del año 1996.

Dacriocistorrinostomía endonasal: primeros resultados

Gutiérrez AR, Sprekelsen C, Vallés L, et all. Arch. Soc. Esp. Oftalmología. 1995, 69: 175-180.

Dacriocistorrinostomía endonasal

Gutiérrez AR, Sprekelsen Gasso C, Vallés San Leandro L. In P. Zaragoza García: Cirugía básica de anejos oculares. Ponencia Oficial de la Sociedad Española de Oftalmología. 1996.

¿Qué es la dacriocistorrinostomía?

Las vías lagrimales están situadas entre el ojo y la nariz. Permiten evacuar el lagrimeo natural del ojo, pero se pueden obstruir. Cuando esto sucede, el drenaje de las lágrimas no se puede realizar por vía interna, y se realiza exteriormente, lo que provoca un lagrimeo constante (ojos llorosos).
La dacriocistorrinostomía, es la intervención que permite restablecer la comunicación entre el saco lagrimal y las fosas nasales, creando un nuevo conducto.

¿Cuándo se utiliza la dacriocistorrinostomía?

Se interviene quirúrgicamente a los pacientes que tienen obstruidas las vías lagrimales y como consecuencia padecen un lagrimeo excesivo.

¿En qué consiste la intervención de dacriocistorrinostomía?

Dacriocistorrinostomía

IZQUIERDA: la sonda del láser se introduce de forma atraumática por el conducto natural por el que van las lágrimas desde el ojo hasta la nariz y al llegar a tocar la pared, se dispara y se abre.
DERECHA: Intervención quirúrgica externa o interna que abre una comunicación mayor entre el saco lagrimal y la nariz.

  • Dacriocistorrinostomía láser: a través de una fibra óptica que se coloca en contacto con la pared interna del saco lagrimal, se realizan una serie de impactos de láser que permiten crear el nuevo conducto. Las ventajas de esta técnica es que no se generan cicatrices cutáneas y que es muy cómoda.
  • Dacriocistorrinostomía externa: la intervención se realiza a través de la piel de la base de la nariz. Actualmete se realiza cuando la aplicación de láser no ha resuelto el problema.
  • Dacriocistorrinostomía interna (endonasal): la intervención se realiza por endoscópica vía nasal. Con esta técnica se evita la incisión cutánea y en algunos casos permite tratar en la misma operación otras patologías nasales (pólipos, sinusitis, aspergiloma, etc.)

Recuperación de la intervención de dacriocistorrinostomía

En el postoperatorio de una intervención con láser no suele haber molestias, y en las técnicas quirúrgicas pocas. El primer día se deja un taponamiento nasal.

Se suele dejar una sonda durante un tiempo aproximado de 3 meses para garantizar la permeabilidad del nuevo orificio, pero esta sonda no la nota el paciente.

Es conveniente no sonarse la nariz con violencia los primeros días ya que podría impulsar el aire a través de la vía lagrimal recién abierta y producir un enfisema palpebral (penetración de aire dentro de los párpados) tampoco tiene más importancia.

El paciente puede realizar vida normal generalmente a partir del tercer día.