Cirugía escleral de desprendimiento de retina

Clínica Oftalmológica / Tratamientos / Cirugía escleral de desprendimiento de retina
Cirugía escleral de desprendimiento de retina2018-09-26T09:00:11+00:00

¿Qué es la cirugía escleral?

La cirugía escleral es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se coloca un anillo alrededor de la capa más externa de la pared del ojo para reducir su diámetro con el objetivo de aproximarla más a la retina.

En el esquema de la izquierda la retina está desprendida abajo. En el ojo de la derecha la capa más externa se ha llevado hacia el centro mediante el anillo azul que comprime y junta las capas más externas con la retina desprendida.

En el esquema de la izquierda la retina está desprendida abajo. En el ojo de la derecha la capa más externa se ha llevado hacia el centro mediante el anillo azul que comprime y junta las capas más externas con la retina desprendida.

¿Cuándo se utiliza la cirugía escleral?

Se realiza a los pacientes a los que se les haya desprendido la retina, que no tienen catarata, no están operados previamente de catarata, y el desprendimiento no es demasiado complejo.
Es una urgencia que no requiere una cirugía inmediata pero tampoc0 se debe demorar muchos días.

¿En qué consiste la cirugía escleral?

En esta intervención el cirujano abrirá primero la conjuntiva, colocará el cerclaje de la esclerótica (capa más externa de la pared del ojo), realizará una milimétrica incisión en la esclerótica para drenar el líquido que se haya acumulado por debajo de la retina, pegará la rotura con un sistema de congelación denominado crioterapia y por fín ajusta la posición y tensión del cerclaje.

Esta cirugía, permite recuperar la visión perdida por un desprendimiento de retina y también disminuye la probabilidad de desprendimiento en personas con alto riesgo.

La cirugía se realiza de forma ambulatoria, con anestesia local y tiene una duración aproximada de 1 hora.

Recuperación de la cirugía escleral

Los primeros días el ojo estará enrojecido y tendrá algunas molestias.

El cerclaje escleral es generalmente exitoso, pero algunas veces la retina no termina de readherirse al epitelio pigmentario y es preciso recurrir a una vitrectomía.

El proceso de recuperación de este tipo de intervenciones ha de ser detalladamente revisado y seguido por el oftalmólogo para evitar que surjan complicaciones y si surgen poder indicar el tratamiento a tiempo.