Consejos para cuidar la vista del uso de pantallas electrónicas

Clínica Oftalmológica / Blog / Consejos para cuidar la vista del uso de pantallas electrónicas

Consejos para cuidar la vista del uso de pantallas electrónicas

2018-12-22T19:11:34+00:0026 de septiembre de 2017|

Qué vas a encontrar en este artículo

  1. Introducción
  2. Los dispositivos electrónicos no deberían ser problema
  3. Contar con la iluminación focal es fundamental
  4. Mantener los ojos lubricados
  5. Evitar leer en ambientes nocivos
  6. Cuidado con los excesos

Introducción

En la siguiente entrada te mostraremos algunos consejos para que puedas cuidar tus ojos del uso frecuente de pantallas electrónicas. Existen algunas pautas que son muy claras y fáciles de implementar, entre ellas encontramos el hecho de parpadear, elegir un contraste adecuado, una óptima iluminación focal y un tamaño de letra que sea el adecuado.

Otro punto clave es conseguir una buena lubricación del ojo, especialmente para quienes utilizan lentes de contacto, quienes podrían tener el riesgo de sufrir blefaritis u ojo seco. Si se tiene una mala lubricación el ojo podrá generar una mala calidad en la visión.

Los dispositivos electrónicos no deberían ser problema

El uso de los dispositivos electrónicos no tendría que convertirse en un problema para la vista si se toman las medidas adecuadas, sucediendo lo mismo con la lectura clásica.

Sabemos que no es lo mismo leer un libro desde un Smartphone que leer en papel. Las pantallas electrónicas cuentan con algunos beneficios (y también algunas desventajas), por ejemplo, poder agrandar o achicar el tamaño de las letras y el contraste, de tal forma que sea ventajoso para la visión. Además, los artefactos que cuenten con retroiluminación se podrán usar en lugares con una luz ambiente débil.

Si bien esto puede ser beneficioso, existen algunas condiciones que son ideales para que se pueda leer en un aparato electrónico sin que llegue a perjudicar la vista. Un punto importante es mantener una distancia de unos 30 centímetros respecto al dispositivo, el cual debe ubicarse por debajo de la altura de los ojos siempre.

Contar con una iluminación focal es fundamental

En relación a la iluminación debemos recordar la importancia de tener una buena iluminación focal y ambiental. La iluminación focal podría ser beneficiosa para las personas que escogen leer en las pantallas electrónicas.

La luz deberá ser cálida, con una excelente corrección óptica para la lectura, en caso de que sea necesaria, y con un buen balance binocular.

Mantener los ojos lubricados

En relación a la falta de lubricación podemos decir que si no se llega a tener buenos niveles se podría generar problemas en la calidad de la visión, es muy importante tratarla para evitar sus consecuencias.

Es necesario que, al leer en dispositivos electrónicos, se llegue a mantener la misma frecuencia de parpadeo que cuando no se está leyendo. Esto ayudará a que la superficie del ojo esté mejor lubricada. Un parpadeo adecuado ayuda a evitar los ojos rojos, la sensación de tener un cuerpo extraño o arenilla, todo esto genera un malestar ocular.

Evitar leer en los ambientes nocivos

Es necesario evitar leer en ambientes que pueden resultar nocivos para la salud ocular. No usar las pantallas electrónicas en sitios con viento, ambientes secos, ambientes contaminados por el humo del tabaco o humos industriales.

Cuidado con los excesos

Se sabe, estadísticamente, que el 70 por ciento de las personas que emplean pantallas electrónicas pueden tener fatiga ocular, esto sucede cuando el empleo de estos dispositivos es excesivo. Si se toman los cuidados necesarios no deberían generarse inconvenientes. Los profesionales en la materia consideran que cerca del 80 por ciento de la información que se recibe es a través de los ojos.

En la actualidad las horas que se pasan delante de los dispositivos electrónicos (ordenador, teléfono móvil, Tablet, etc) varía dependiendo de la edad y de la ocupación de las personas.

Recomendamos un uso máximo de dos horas, pero en algunos casos se llega a las diez horas, especialmente en las personas menores de 30 años, lo cual es bastante dañino para la salud ocular.

No estamos diciendo que sea necesario dejar de lado su uso sino tomar las precauciones necesarias para evitar las consecuencias de un mal uso de este tipo de dispositivos. El sentido de la vista es muy importante para las personas.

Tantas horas frente a las pantallas electrónicas pueden provocar problemas, como la fatiga visual, visión borrosa, visión doble, dolores en los párpados o un fuerte dolor de cabeza.

En caso de tener dudas nunca está demás hacer una consulta con un profesional, lo mismo que hacer controles periódicos. Así se podrá diagnosticar a tiempo, si existe o no algún problema y el tratamiento adecuado para cada caso en particular.

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.