Queratocono

Queratocono2018-09-07T10:57:23+00:00

El equipo de Novovisión realizó el primer tratamiento de crosslinking en febrero de 2007,

fue pionero a nivel internacional exceptuando al grupo alemán que lo desarrolló.

Contamos con aportaciones científicas en las principales revistas americanas como:

Corneal transparency after cross-linking for keratoconus: 1-year follow-up.

Gutiérrez R, Lopez I, Villa-Collar C, González-Méijome JM.

J Refract Surg. 2012 Nov;28(11):781-6.

Actualmente, contamos además con la unidad más desarrollada de España en adaptación de lentes de contacto espaciales para queratocono.

¿QUÉ ES EL QUERATOCONO?

El queratocono es una grave patología de la córnea. Esta córnea tiene que tener suficiente resistencia para resistir la presión del ojo y los incrementos de esta presión que se producen en ocasiones, como cuando nos rascamos con toda la mano.

Uno de cada 2000 niños o jóvenes tienen esta córnea delgada, poco resistente y comienza a deformarse con un abombamiento anormal hacia fuera, que sólo se puede evidenciar mediante la realización de una prueba diagnóstica muy específica que es la topografía corneal.

La causa, son unas serie de alteraciones bioquímicas responsables de la menor resistencia del tejido corneal. Tiene un escaso componente hereditario, un 8% de los descendientes de personas con queratocono lo tienen también.

SÍNTOMAS DEL QUERATOCONO

Los primeros síntomas aparecen durante la pubertad o adolescencia tempranas y pueden desarrollarse hasta los 30 o 40 años de vida. En los primeros estadíos de la enfermedad, el signo clave es el cambio de las dioptrías con la peculiaridad de que cambia el astigmatismo. Cuando se produce un cambio en las dioptrías del astigmatismo en un joven debe hacerse un estudio porque es probable que se deba a un queratocono y es fundamental hacer un tratamiento para que no evolucione más.

A medida que progresa el queratocono, la visión se va afectando no siendo posible llegar a la normalidad con el uso de gafas o lentillas convencionales. Esta situación sigue empeorando hasta que la visión es totalmente insuficiente para una vida normal y puede tener además irritación, sensibilidad a la luz o deslumbramiento.

El queratocono si no se trata adecuadamente termina precisando un trasplante de córnea.

TRATAMIENTO DEL QUERATOCONO

El tratamiento del queratocono cambió drásticamente en el año 2007 con la llegada del CROSSLINKING CORNEAL este tratamiento detiene el crecimiento del queratocono y mejora la visión.

El CROSSLINKING corneal, aplicado a tiempo, antes de que se produzca una pérdida importante de visión, es actualmente el único tratamiento eficaz del queratocono.

Cuando ya hay pérdida de visión que no mejora con gafa, es necesario aplicar también otros tratamientos:

  • Lentillas especiales: Lo más eficaz es adaptar lentillas rígidas. Pero no siempre es posible, es una adaptación difícil que requiere un optometrista experto en queratocono.
  • Anillos intraestromales o intracorneales: Es un tratamiento quirúrgico sencillo mediante el cual se implantan en el ojo uno o dos segmentos semicirculares, del espesor y la longitud adecuada para cada paciente. Mediante el implante de estos anillos se corrige la irregularidad corneal que forma el queratocono y a la vez se corrige y mejora la agudeza visual. Además es un tratamiento perfectamente tolerado por el ojo. La colocación de los anillos con láser de fentosegundos ha mejorado mucho el resultado. Éste tratamiento se realiza con frecuencia de forma combinada con un crosslinking.
  • Trasplante de córnea: el trasplante de córnea o queratoplastia consiste en un tratamiento quirúrgico en el que se sustituye la córnea enferma de un paciente por una córnea sana de un donante. Este tratamiento, ahora gracias al crosslinking, es el menos habitual ya que se realiza sólo en casos en que la enfermedad está muy avanzada y la córnea muy dañada.


Actualmente realizamos una queratoplastia lamelar tipo DALK para no cambiar la capa interna de la córnea que es la que genera los rechazos.

Hay casos que tienen esta capa dañada y es preciso realizar un trasplante de córnea completa o queratoplastia penetrante.