Pterigion y pingüécula

Clínica Oftalmológica / Problemas Oculares / Pterigion y pingüécula
Pterigion y pingüécula2018-09-06T07:35:49+00:00

¿Qué es el Pterigion?

El pterigion es un crecimiento anormal de la conjuntiva sobre la córnea. Suele ocurrir de forma más frecuente en la zona más próxima a la nariz. Los principales factores de riesgo son la exposición a la radiación ultravioleta y la sequedad del ojo. El pterigium tiene la tendencia natural a crecer progresivamente, aunque el ritmo es muy variable.

Inicialmente se manifiesta como una pequeña alteración estética, con enrojecimiento en la zona interna del ojo. A medida que crece, puede provocar síntomas de irritación ocular porque evita que se distribuya la lágrima de forma homogénea por la superficie ocular. Cuando el crecimiento es mucho mayor, puede producir astigmatismo incluso en casos extremos puede llegar a tapar el eje visual.

¿Cuándo se extirpa el Pterigion?

Varía en función de la raza, edad y tolerancia, pero en líneas generales se recomienda la extirpación quirúrgica cuando el pterigion tiene riesgo de tapar el eje visual, produce astigmatismo, produce síntomas de irritación pese al tratamiento lubricante o en ocasiones se puede quitar por motivos estéticos. Generalmente se considera la cirugía si invade 2 milímetros de la córnea. Con este tamaño la cirugía suele tener muy buenos resultados. Si el pterigion crece más allá de estos dos milímetros puede empezar a afectar directamente a la visión y es mucho más difícil de solucionar.

El principal riesgo de la cirugía es que vuelva a crecer el pterigium. La cirugía tiene que ir enfocada a minimizar el riesgo de recidiva. En los casos más extremos en los que el pterigium haya invadido ya el centro de la córnea hay que recurrir a trasplantes o cirugías corneales complejas para solucionarlo.

¿Cómo es la intervención de Pterigion?

Para la intervención de pterigion se utiliza anestesia local. A través del microscopio el cirujano lo extirpa y en el hueco colocará una pequeña parte de la propia conjuntiva del paciente (injerto de conjuntiva).

Este pequeño injerto se adherirá al ojo a través de puntos de sutura o con adhesivo tisular (pegamento biológico). Las principales ventajas del adhesivo son fundamentalmente una cirugía más corta y un postoperatorio mucho más cómodo.

antes de una operación de pterigion y pingüéculaDespués de una operación de pterigion

La solución definitiva es la reconstrucción con injerto de conjuntiva

Recuperación de la cirugía de Pterigion

La recuperación en el postoperatorio de pterigion es rápida. El paciente abandonará el quirófano por su propio pie pero con un parche protegiéndole el ojo. Este parche, dependiendo de cada caso, podrá ser retirado en las 24 siguientes horas a la intervención, o en ocasiones mantenerse 3-4 días. Puede tener enrojecimiento, el ojo tardará un par de semanas en recuperarse del todo y en eliminar las marcas de la intervención.


¿Le ha quedado alguna duda con relación a la cirugía de Pterigion?

Si usted se ha quedado con alguna duda sobre esta cirugía y su tratamiento, le recomendamos que pida cita en uno de nuestros centros para que pueda ser valorado de manera profesional y personalizada por nuestro equipo médico.