faqs-novovision
operadora4

Nuestro Equipo Médico se encuentra entre los más cualificados del mundo, y no porque nosotros lo digamos, sino porque los datos nos avalan.

La experiencia nos hace ver nuestro trabajo con otros ojos. Y la vida también.

Pide cita o Solicita información ¡Nosotros te llamamos!

Clínica:

Acepto las condiciones de privacidad.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE CIRUGÍA REFRACTIVA

No, la miopía evoluciona según la genética de cada uno y suele dejar de crecer entre los 18 y 25 años según el número de dioptrías.
La operación simplemente corrige las dioptrías que programemos.

Debe intervenirse cuando hayan dejado de aumentar las dioptrías.

Si apareciera de nuevo el problema refractivo por una intervención temprana (córnea no estabilizada) se podría volver a eliminar con una reaplicación del láser. Las reaplicaciones de láser son aún más sencillas que la primera aplicación.

Sí. La adaptación es mejor, más rápida.

Con LASIK o PRK los 2 ojos se hacen en menos de 10 minutos. Con 100% láser son en total 18 minutos. Para ICL 3-4 minutos por cada ojo.

Las lentillas deforman la córnea y luego tarda un tiempo variable en recuperar la forma normal. Antes de la consulta debes estar 1 semana sin lentillas y en algunos casos si queda deformidad te diremos que vuelvas a repetir alguna exploración.

Salvo algunos muy antiguos, todos los actuales láseres tienen un sistema de seguimiento, de manera que, aunque te muevas, tienen capturada la imagen del centro de la pupila y todo el láser se centra ahí. Además se utiliza un instrumento que impide que se cierren los ojos.

Sí, a partir de los 45 años todos tenemos presbicia y el láser se debe programar de forma diferente para corregir las dioptrías necesarias para lejos y para cerca. En estas intervenciones se ha dado un paso importante en los últimos años programando además asfericidad de forma simétrica en ambos ojos. Este avance ha sido descubierto por el equipo de Novovisión y hoy lo han incorporado algunos de los modernos láseres.

Se acepta el tratamiento de hasta 12 dioptrías, pero por encima de 7 dioptrías hay otras técnicas como la ICL que proporcionan mejor visión.

El láser quita las dioptrías igual en un ojo vago que en un ojo que no sea ambliope pero la visión que tendrá después de operado será la misma que tenía antes de la intervención con una lentilla.

Con las técnicas habituales: LASIK, FENTO, ICL,… se puede trabajar al día siguiente. Si la técnica fue PRK debes esperar 4 días.

Desde el primer día, pero debe tener cuidado los primeros días de que no le den un golpe que podría mover el flap en caso de operaciones tipo LASIK O INTRALASE. Con PRK o ICL no tiene este problema.

Si la técnica es LASIK o INTRALASE aproximadamente a las 2 semanas. Si es con PRK o ICL a la semana.

Tras la cirugía LASIK o INTRALASE puede hacer deportes como footing, ciclismo… desde el día siguiente. Para los deportes de contacto debe esperar 3 semanas. Si la técnica es PRK o ICL podrá volver a hacer cualquier tipo de deporte a la semana.

Debería esperar a que termine el embarazo y la lactancia.

Es muy raro que estando operado necesite lentillas pero si ese fuera el caso las podría utilizar igual que si no estuviera operado.

Sí, realizamos muchas intervenciones de este tipo, estos casos se producen porque la córnea es irregular o tienen asfericidad fuera de rango. Ambos problemas se corrigen con técnicas algo más complejas que dan buenos resultados.

El láser no tiene nada que ver con la catarata pero si hay un detalle que debe tener en cuenta, es el cálculo de la lente que le implantarán en la operación de cataratas. Este cálculo debe hacerlo un cirujano experto en estas técnicas.

CONSIDERACIONES

  • Estar unos días sin lentillas antes de acudir a la consulta.
  • El paciente va a estar en la clínica alrededor de 2 horas.
  • Le vamos a dilatar las pupilas, y por lo tanto su visión, durante unas horas después, será algo peor, sobre todo, para ver de cerca y si es un día con mucho sol.
  • Puede que sea necesario repetirle alguna prueba antes de operarse, pero no se volverá a dilatar la pupila.

OBJETIVO

La finalidad es analizar la viabilidad de la intervención y obtener toda la información necesaria para programar adecuadamente el láser.

Antes de pasar a la consulta con el oftalmólogo, le harán unas preguntas sobre su estado de salud, fármacos que toma y problemas oculares previos. Posteriormente, el optometrista le realizará una serie de pruebas:

  • Autorrefractómetro para medir la cantidad de dioptrías del ojo (miopía, hipermetropía y astigmatismo).
  • Graduación de la vista por el optometrista.
  • Observación del polo anterior y posterior a través de una lámpara de hendidura.
  • Análisis de la calidad y cantidad de su lágrima.
  • Topografía corneal para conocer la forma de la córnea.
  • Pentacam, consistente en la realización de una topografía más avanzada que divide la córnea en parte anterior y parte posterior y ofrece información que no ofrece la anterior topografía.
  • Aberrometría corneal.
  • Pupilometría con infrarrojos para conocer el diámetro de la pupila. Refracción con cicloplégico, consiste en la medición de la graduación del paciente sin la acomodación del ojo, es decir, se administra unas gotas al paciente para que su ojo se relaje y se conozca su graduación real (sin el enfoque consciente del paciente).
  • Paquimetría, para medir el espesor de la córnea.

Al final de estas pruebas, salvo en raras excepciones, el optometrista le puede adelantar el tipo de técnica ideal para su caso. Esto es útil porque no precisa dilatar la pupila, se realiza en 15 minutos, de forma siempre GRATUITA y podrá continuar con su trabajo de forma inmediata.

A expensas de que el oftalmólogo lo confirme, puede abandonar la clínica incluso con su presupuesto. Como grupo científico que somos, nuestra actividad está protocolizada, es muy raro que el oftalmólogo detecte algo en su caso que cambie la indicación.

Valoración por el oftalmólogo

Una vez en la consulta con el oftalmólogo, éste estudiará las pruebas que se le han realizado, le verá otros detalles como la presión intraocular y podrá realizarle otras pruebas, si lo ve conveniente, para contrastar las realizadas anteriormente.

Entre estas pruebas contamos con:

  • HALOMETRÍA es un dispositivo desarrollado por nuestro equipo publicado y premiado por la Academia Americana de Cirujanos de Catarata, Córnea y Refractiva en Boston (Estados Unidos). Este dispositivo y método permite obtener una medida objetiva del tamaño y patrón morfológico de la degradación de la imagen escotópica, una información importante sobre los problemas de visión en la noche y en lugares con poca luz.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE PRESBICIA

El recambio de cristalino por lente multifocal, se realizan 15.000.000 cada año en el mundo.

Sí, la recuperación, la adaptación a la nueva visión se produce de forma más rápida.

No. A diferencia de la miopía, hipermetropía y el astigmatismo, no es necesario esperar a que la presbicia o vista cansada se estabilice. Tanto el tratamiento con láser (visión combinada) como la lente intraocular (visión multifocal) permiten anticipar la evolución de la presbicia y compensarla.

Sí. Sea cual sea el defecto visual asociado a la presbicia, se puede corregir todo en una sola intervención. Un estudio preoperatorio personalizado permitirá definir la mejor alternativa para solucionar todos los problemas visuales.

No, durante la vida cotidiana no necesitarás gafas. En algunos casos excepcionales, algunos pacientes requieren de forma puntual de gafas para un mejor confort visual: Lectura prolongada de un libro, coser, etc. sobre todo si la iluminación es escasa.

Ambos tratamientos tienen como finalidad eliminar la dependencia de gafas y lentillas para ver de cerca, alcanzando un grado de visión próxima óptima para la vida cotidiana. Los dos tratamientos son ambulatorios, con un tiempo de recuperación bastante rápido. Durante la consulta preoperatoria, el oftalmólogo estudiará tu caso en función de la edad, del estado del cristalino y de la córnea, y de tu salud ocular, te indicará la mejor alternativa para ti. En líneas generales, la visión combinada es el adecuado para personas entre 45 y 55 años y el recambio de cristalino para mayores de 55. En función de tus dioptrías, estado del cristalino y de la retina, esto puede no ser así.

Sí. Además, es el mejor caso para recurrir a la lente multifocal, ya que al tener que sustituirle el cristalino opacificado, que le ha provocado las cataratas, por una lente artificial, se puede aprovechar dicha intervención para colocar una lente multifocal en lugar de una monofocal. Por lo que en la misma intervención solucionaremos el problema de cataratas y vista cansada.

No. En Novovisión comenzamos en 1994 -20 años- corrigiendo la vista cansada con láser y lente intraocular. Contamos con muchos miles de pacientes operados.

Si hacemos una comparativa económica con las alternativas actuales que encontramos en el mercado para poder corregir este tipo de defecto en la visión, gafas o lentillas, a medio y largo plazo sale mucho más económico solucionar el problema de las dioptrías con láser que con gafas o lentillas.

Diferentes estudios estiman que en una intervención de láser te gastas lo mismo que en 3 años en gafas+lentillas+mantenimiento.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE CATARATAS

Lo primero que el paciente empieza a notar en la aparición de cataratas, es una pérdida paulatina de la visión, que puede llegar a ser total.

“Veo como si tuviera una nube delante…”, “…como si hubiera una cortina”,”…como se ve a través de un cristal empañado”, “borroso”, son expresiones que se repiten entre los que padecen una catarata incipiente. Los síntomas más característicos son: deslumbramientos con luz solar, reflejos, especialmente de noche, en carretera se perciben los faros de los coches como si fueran en sentido contrario, mala visión en ambientes de penumbra, alteraciones en la apreciación de los colores e imágenes distorsionadas.

En el proceso evolutivo de la catarata se producen, normalmente, cambios en la refracción lo que conlleva que el paciente deba modificar la graduación de sus lentes correctoras, en caso de que utilizara gafas o que tenga que empezar a utilizarlas en las primeras fases de la opacificación del cristalino. Lo más frecuente es la aparición de pequeñas miopías lo que provoca que pacientes, con presbicia o vista cansada, sean capaces de leer de cerca sin gafas.

La más frecuente es, sin duda, la catarata senil o por envejecimiento.

Personas que padecen diabetes, personas tratadas con corticoides de manera crónica, pacientes con enfermedades oculares inflamatorias o miopías importantes y en personas que tienen algunas enfermedades raras e infecciosas, como la rubeola tienen cataratas en edades más tempranas.

Existen cataratas congénitas que aparecen desde el momento del nacimiento. También se produce la catarata por traumatismo, golpe en el globo ocular.

Sí, la visión vuelve a ser totalmente normal y nítida, además en la misma intervención también se puede corregir cualquier problema refractivo del paciente, como la miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia o vista cansada.

  • No precisa ingreso hospitalario.
  • Anestesia con gotas y sin pinchazos.
  • Muy rápido en manos expertas.
  • o precisa de puntos de sutura.
  • Recuperación de visión en minutos. Independencia inmediata tras la intervención.
  • ocas molestias en el post-operatorio.
  • Se pueden eliminar las cataratas y la vista cansada en la misma intervención, gracias a las lentes multifocales.

Tras una intervención de cataratas convencional el paciente necesita gafas de lectura, bifocales o progresivas para poder leer y enfocar objetos cercanos. Pero gracias a la lente intraocular multifocal, podemos no solo eliminar la catarata, sino ofrecer a los pacientes un rango de visión completo, desde leer un libro hasta ver la televisión, sin necesidad de gafas y para siempre. Además gracias a nuestras lentes intraoculares tóricas, también corregimos el astigmatismo.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE PRK

Sí, es la primera técnica láser que se utilizó, y fue desplazada porque llegó el LASIK que proporcionaba una recuperación de visión prácticamante inmediata y sin molestias, y si esto es cierto pero 20 años después los estudios científicos ponen de manifiesto que el resultado final es similar e incluso en algunos casos conocidos mejor con PRK. Algunas clínicas muy comerciales para hacer publicidad hablan de avances que no están demostrados en absoluto y los ponen por encima de técnicas más básicas sin ninguna evidencia científica. Para cualquier problema médico busque profesionales con trayectoria científica y déjese aconsejar sobre su caso.

La visión media al 5º día es del 70%. Con esta visión se puede conducir y realizar prácticamente cualquier trabajo aunque notará que le falta algo. Al mes de la intervención de PRK la visión es prácticamente igual a la del LASIK.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE INTRALASE

Aunque la cirugía refractiva láser mecánica es un procedimiento exitoso y muy seguro, unos 37 millones de procedimientos en el mundo durante los últimos 20 años, como toda operación no está exento de posibles complicaciones.

Las principales complicaciones suelen estar vinculadas con el uso de la cuchilla quirúrgica (microqueratomo) para obtener el lentículo o flap. Gracias al Intralase, una tecnología 100% Láser controlada por un ordenador, se reduce significativamente el riesgo de sufrir complicaciones en la intervención.

La cirugía refractiva láser tradicional (con cuchilla) frente a la cirugía con Intralase, sería como comparar un coche con cuatro airbags (dos delanteros y dos traseros), con otro coche, que aparte de estos cuatro airbags, tuviera dos laterales y dos en el techo. Ambos vehículos son muy seguros, pero el segundo ofrece un grado de seguridad y tranquilidad mayor.

El Intralase nos permite ofrecer a los pacientes una alternativa más de calidad, teniendo en cuenta que seguimos realizando la cirugía refractiva láser con microqueratomo (LASIK tradicional) con muy buenos resultados. Además, ambas técnicas son seguras con un respaldo de resultados excelentes en todos nuestros.

La técnica Intralase permite tratar altas dioptrías, córneas finas o córneas muy convexas o muy planas que obligan a aumentar la precisión a la hora de crear el lentículo corneal o flap.

Como norma general las condiciones que debe reunir aquella persona que desea eliminar su problema refractivo con láser, son las siguientes:

Entre 18-65 años.

Con la graduación estabilizada.

Sin problemas corneales como:

  • Conjuntivitis crónica: irritación de la conjuntiva.
  • Queratocono: abombamiento anormal de la córnea.
  • Queratitis: Erosiones epiteliales.
  • Úlceras corneales.

No estar embarazada, ni en periodo de lactancia.

Sin dioptrías muy altas (a partir de 12-14 de miopía, 6 de hipermetropía, y 5 de astigmatismo)

En cualquier caso, la indicación debe establecerla un oftalmólogo experto en cirugía refractiva después de realizarse un riguroso examen preoperatorio y analizar las peculiaridades de tu caso.

A partir de 12 dioptrías de miopía, 5 a 6 dioptrías de hipermetropía y 5 de astigmatismo la cirugía refractiva láser no está recomendada.

Pero a partir de 7 dioptrías de miopía, 5 de hipermetropía o astigmatismo la visión que se logra con una lente fáquica es mejor que la obtenida con láser y por lo tanto en estos casos, si se puede, indicamos lente fáquica habitualmente tipo ICL A veces hay otros factores raros que desaconsejan la cirugía láser.

PREGUNTAS SOBRE LENTE INTRAOCULAR

Esto es así por un fenómeno físico, cuanto más próxima esté la lente del centro del ojo los objetos se ven de mayor tamaño y obviamente los detalles se diferencian mejor. Los miopes saben que con lentillas se ve mejor que con gafas, si la lente se pone en el plano de la ICL el incremento de visión obtenido con ICL respecto a la lentilla es similar al que se produce al pasar de gafa a lentilla.

Es otro tipo de lente. En una operación de cataratas, se extrae el contenido del cristalino y se implanta un tipo de lente que lo sustituye. En las personas jóvenes no se toca nada del ojo, simplemente se implanta la lente tipo ICL, pero en vez de implantarla encima de la córnea se pone detrás.

Para un cirujano experto en la técnica es muy sencilla, no tarda más de 3 minutos pero sí es cierto que es una técnica muy dependiente de la experiencia del cirujano.

Eso se puede hacer, pero habitualmente no se hace, procuramos implantarlas cuando las dioptrías están estables con la intención de no tener que cambiarlas.

Sí, en unos días se puede hacer todo tipo de deporte, incluso la resistencia ante un golpe es prácticamente la misma que en un ojo no operado.