¿Por qué operarse con ICL Lente Intraocular en Novovisión?

Clínica Oftalmológica / Cirugía refractiva Laser / ¿Por qué operarse con ICL Lente Intraocular en Novovisión?
¿Por qué operarse con ICL Lente Intraocular en Novovisión?2018-10-30T10:28:12+00:00



¿Por qué operarse con ICL en Novovisión?

lente-intraocular-novovision-secoir

Nuestros doctores  obtuvieron una de las 2 primeras acreditaciones concedidas en España para implantar ICL (Intraocular Contact Lens) en 1995. Durante 20 años hemos adquirido una enorme experiencia en este tipo de intervenciones.

En 2014 recibimos el Premio Nacional de la Sociedad Española de Catarata y Cirugía Refractiva SECOIR por nuestro trabajo que determina el tamaño ideal de la ICL para cada ojo.

Contamos con aportaciones sobre ICL que tienen un índice de impacto científico muy elevado en los foros internacionales de cirujanos refractivos. Una destacada:

Intraocular Pressure after Implantation of the Visian Implantable Collamer Lens (ICL) With CentraFLOW Without Iridotomy.Higueras-Esteban A, Ortiz-Gomariz A, Gutiérrez-Ortega R, Villa-Collar C, Abad-Montes JP, Fernandes P, González-Méijome JM.Am J Ophthalmol. 2013 Oct;156(4):800-805. Factor de Impacto, 3,84

VENTAJAS DE UTILIZAR UNA LENTE INTRAOCULAR ICL

  • Proporciona la mayor cantidad y calidad de visión en pacientes con más de 6 dioptrías. Tu ya habrás comprobado que con lentillas ves mejor que con gafas, del mismo modo con ICL obtienes otra mejora añadida. Es Física Óptica, cuanto más cerca esté la lente del centro del ojo, más grandes se ven las cosas.
  • Es la única técnica utilizable en pacientes con córneas anómalas que no pueden ser tratados con láser.
  • Proporciona buena visión tanto para ver de cerca como de lejos.
  • Es reversible, una ICL  puede ser retirada o sustituida por otra.
  • La intervención, en manos expertas, se realiza con anestesia tópica (mediante gotas) en 5 minutos, no te enteras.

INTERVENCIÓN

lente intraocular icl

Imagen en rojo de una ICL alojada en el hueco natural que queda entre iris y cristalino.

  • Una ICL es una lentilla muy blanda, flexible. También es mucho más pequeña que las que se colocan habitualmente sobre la córnea. Se fabrica de forma personalizada para cada paciente de forma que queda perfectamente ajustada al espacio que queda entre el iris y el cristalino.
  • Aunque no es una técnica compleja es muy importante que el cirujano sea bueno y experimentado en esta técnica.
  • Tras la aplicación de anestesia en gotas, la lentilla se introduce plegada a través de una incisión de 2 mm, se despliega y se coloca en el denominado “sulcus”, zona situada encima del cristalino (lente natural del ojo), para suplementarla en las dioptrías que necesite.

RECUPERACIÓN

  • Recuperación muy rápida, 15 minutos después de la intervención, el paciente puede abandonar la clínica sin gafas.
  • Tras las primeras 24 horas la visión ya es prácticamente normal y mejor que con la gafa en la mayoría de los casos.
  • La reincorporación al trabajo se realiza entre las 24-48 horas posteriores a la intervención y se puede realizar cualquier actividad que no suponga riesgo de golpes.