Síndrome del ojo seco, causa frecuente de consulta oftalmológica

Clínica Oftalmológica / Blog / Síndrome del ojo seco, causa frecuente de consulta oftalmológica

Síndrome del ojo seco, causa frecuente de consulta oftalmológica

2019-01-31T10:26:06+00:0004 de mayo de 2011|

Qué vas a encontrar en este artículo

  • Introducción
  • Síntomas y causas del síndrome del ojo seco
  • Chequeo en las mejores manos

Introducción

Muchos de nosotros sabemos, por experiencia propia, lo desagradable que es el enrojecimiento, el escozor y la sensación de tener como arenilla o un cuerpo extraño en los ojos. A estas molestias se añade, en ocasiones, la irritación y cansancio ocular, la mayor sensibilidad a la luz, la visión borrosa que mejora con el parpadeo, la intolerancia a las lentillas, al humo y al tabaco, el despertarse por la mañana con los ojos pegados e incluso, a veces, dolor y un constante lagrimeo.Todo este cuadro configura el Síndrome del Ojo Seco, afecta a un 20% de la población y constituye el 30% del motivo de consultas oftalmológicas.

Se produce ya sea por una escasa formación de lágrima, por una excesiva evaporación de la misma o por no contar con la calidad necesaria para que la superficie externa del ojo quede suficientemente lubricada.

Síntomas y causas del síndrome del ojo seco

Por lo general estos síntomas son leves pero aun así interfieren en la visión, ya que la lágrima suministra al ojo tanto nutrientes como el oxígeno necesario para su correcto funcionamiento.

Son numerosas las causas que pueden desencadenar este síndrome, entre otras la edad (es un problema frecuente en mayores de 60 años), el sexo (la mujer es más propensa a padecerlo debido a la disminución de estrógenos en la menopausia), factores ambientales (calefacción, aire acondicionado, ambientes cerrados, soleados o muy contaminados…), ciertos medicamentos, algunas enfermedades del sistema inmunológico (como artritis, lupus o Síndrome de Sjögren, caracterizado por artritis junto con sequedad de ojos y boca), una alimentación inadecuada con falta de ácidos grasos esenciales y vitaminas, cosméticos irritantes, uso de lentes de contacto, falta de parpadeo frecuente (fijación intensa de la vista ante el ordenador o la TV, lectura excesiva…), problemas o enfermedades de los párpados (blefaritis..) o como consecuencia de la cirugía con láser para corregir defectos de refracción (aunque en la gran mayoría de estos casos, desaparecen los síntomas de sequedad en un breve espacio de tiempo).

Chequeo en las mejores manos

En Novovisión analizaremos tu problema para realizar un diagnóstico preciso que nos permita descartar cualquier otra patología con una sintomatología similar y aplicarte el tratamiento más adecuado. Pero esto no es todo, ya que también te explicaremos cómo modificar aquellos hábitos de conducta de tu rutina diaria que favorecen la aparición del ojo seco.

Si además de curarte quieres aprender a prevenir la enfermedad, acude a nuestras clínicas. Te estamos esperando.

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.