¿Qué ocurre en la corrección visual con láser cuando existe diferente graduación entre ambos ojos?

Clínica Oftalmológica / Blog / ¿Qué ocurre en la corrección visual con láser cuando existe diferente graduación entre ambos ojos?

¿Qué ocurre en la corrección visual con láser cuando existe diferente graduación entre ambos ojos?

2018-07-21T09:28:21+00:0026 de julio de 2018|

En el año 2006 la prestigiosa revista científica norteamericana, “British Journal of Ophthalmology”, publicó un estudio de investigación llevado a cabo por el equipo de la Clínica Novovisión. Dicho trabajo tuvo por objeto determinar la causa del deterioro de la visión nocturna en pacientes operados de miopía con láser y como resultado, se llegó a la conclusión de la extraordinaria importancia de que la asfericidad, en ambos ojos, sea la misma.

corrección visual con láser

Podemos definir la asfericidad como la relación entre la curvatura central y periférica de la córnea.

Cuando dicha relación es igual en las dos córneas, se produce lo que se conoce como sumación binocular. Esto supone ver más cuando se mira con los 2 ojos a la vez que con cada uno por separado. Un ejemplo es una persona con una visión del 90% con su ojo derecho, del 95% con su ojo izquierdo y mirando con ambos ojos alcanzara un 120% de visión. Esa misma persona, si no tiene buena sumación, su visión con ambos ojos a la vez, no pasaría del 95%.

Por lo general, con los dos ojos se puede ver ente un 20 y un 40% más que con cada ojo por separado.

Pero para que se produzca la sumación es necesario, entre otras cosas, que las corneas de ambos ojos sean iguales.

Como la asfericidad cambia de forma proporcional a las dioptrías que se corrigen con láser, si las dioptrías son las mismas para los dos ojos, una vez realizada la cirugía, las córneas quedan también iguales y seguirán teniendo sumación.

Sin embargo, si las dioptrías del paciente antes de la aplicación del láser eran distintas, una vez operados los ojos y aunque las dioptrías se eliminen, las córneas quedan diferentes entre sí.

En estos casos no habrá sumación o bien ésta será escasa, ya que, si las córneas no son iguales, las imágenes que llegan al cerebro se proyectan en áreas de la retina ligeramente diferentes y esto condiciona que se sumen peor.

La revista científica no solo pone de manifiesto las conclusiones del trabajo efectuado por el equipo de Novovisión sino que, asimismo, destaca la especial trascendencia de sus conclusiones.

Su labor de investigación ha permitido determinar de qué forma el cambio de asfericidad puede generar una mala calidad de visión nocturna en pacientes que, partiendo de diferentes dioptrías entre ambos ojos, son operados con láser.

Pero es que, además, y dado que, aunque los láseres nuevos tienen en cuenta este problema no consiguen corregirlo de forma completa, Novovisión sí que ha ofrecido una solución: es absolutamente imprescindible, en todos estos casos, efectuar programaciones especiales a las personas que tienen diferentes dioptrías entre ambos ojos.

De hecho, Novovisión lleva años programando la forma final de la córnea para obtener sumaciones completamente normales.

Operarse eliminando las dioptrías y además, generando la asfericidad ideal de cada persona es, actualmente, la mejor opción en cirugía refractiva, por que genera la mejor calidad de visión.

Podemos concluir que, para lograr la mejor visión, al quitar las dioptrías con láser hay que tratar, además, la asfericidad.

¿Te gustó este post? Valóralo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.