Patologías visuales de la infancia más frecuentes

Clínica Oftalmológica / Blog / Patologías visuales de la infancia más frecuentes

Patologías visuales de la infancia más frecuentes

2018-10-26T09:40:50+00:0026 de septiembre de 2011|

Con la llegada del nuevo curso escolar todos los que somos padres esperamos, ansiosamente, que nuestros hijos obtengan un buen rendimiento, fruto de un correcto aprendizaje y sin embargo, a veces nos enfrentamos a un gran problema: esto no sucede exactamente así y el niño muestra un rotundo fracaso, asignatura por asignatura.Es entonces cuando nos preguntamos en qué hemos podido fallar nosotros, cuál es nuestra parte de culpa en ello.

Los problemas visuales en los niños repercuten en el desarrollo de sus aptitudes a todos los niveles, incluso en sus juegos y relaciones sociales disminuyendo, asimismo, su autoestima como consecuencia de un sentimiento de inseguridad.

De acuerdo con la Academia Americana de Oftalmología, “muchas de las patologías oculares pueden curarse o disminuir sus secuelas si son diagnosticadas y tratadas en las primeras etapas de la vida”.

Dichas patologías suelen ser las siguientes:

*Miopía: el niño ve bien las cosas cercanas pero no las que se encuentran lejos y arrugará los ojos para tratar de ver mejor. Suele acercarse mucho a la televisión, no ve la pizarra si no está en primera fila y sufre frecuentes dolores de cabeza.

*Astigmatismo: el niño percibe una visión deformada de las cosas, tanto de lejos como de cerca. Puede sentir picor, escozor y enrojecimiento de los ojos, dolores de cabeza y manifestar vicios posturales.

*Hipermetropía: el niño ve bien de lejos pero borrosos los objetos cercanos. Se considera normal una pequeña hipermetropía fisiológica menor a 2,50 dioptrías pero en cantidades mayores puede ocasionar ambliopía y estrabismo. Es frecuente el cansancio ocular, la imposibilidad de concentrarse así como el dolor de cabeza, picor, escozor y lagrimeo de los ojos.

*Ambliopía u ojo vago: es la pérdida de visión en un ojo por su falta de uso. Sólo puede ser tratada con éxito antes de la maduración del sistema visual del niño, que suele ser entre los 7-9 años, siendo muy importante la detección precoz y una terapia de estimulación (parche).

*Estrabismo: es una pérdida de paralelismo en los ojos, de forma que cada uno mira en una dirección, si bien puede no suele revestir importancia hasta los seis meses de vida por no estar aún desarrollada la coordinación de los ojos.

Novovisión concede una especial importancia a la salud visual en la infancia. Si precias más información, acude a nuestras clínicas.

¿Te gustó este post? Valóralo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.