Conjuntivitis alérgica: síntomas y tratamiento

Clínica Oftalmológica / Blog / Conjuntivitis alérgica: síntomas y tratamiento

Conjuntivitis alérgica: síntomas y tratamiento

2015-04-01T10:01:30+00:0001 de abril de 2014|

Con la llegada de la primavera, la conjuntivitis alérgica se convierte en una patología ocular molesta y frecuente que sufren más de un 20% de la población en España. Se produce por una inflamación de la conjuntiva, la membrana mucosa trasparente que tapiza el globo ocular, cuando reacciona a la entrada en el ojo de agentes externos como pueden ser los pólenes de algunas plantas.

Los alérgenos que más a menudo causan esta patología son los pólenes de plantas como las gramíneas, el olivo o el ciprés, los ácaros del polvo, los hongos o la reacción a determinados cosméticos y antibióticos.

Síntomas de la conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica puede ser estacional (aparecer sólo en determinados meses) o puede afectar a nuestra salud durante todo el año. En cualquier caso, los síntomas que suele presentar cuando se manifiesta son:

  • Picor (es el síntoma más común)
  • Ojo seco
  • Enrojecimiento de los ojos
  • Secreción acuosa o lagrimeo
  • Sensación de cuerpo extraño en el ojo
  • Edema palpebral
  • Excesiva sensibilidad a la luz (fotofobia)

Para su diagnóstico, es esencial la solicitud de una revisión oftalmológica ya que es el oftalmólogo el que evaluará los síntomas y realizará una exploración ocular para determinar el tratamiento.

Tratamiento de la conjuntivitis alérgica

El mejor tratamiento para ponerle fin a la conjuntivitis alérgica es el facilitado por un facultativo tras una revisión médica. Mientras ésta se realiza, es necesario seguir una serie de recomendaciones para evitar el agravamiento de los síntomas:

  • No frotarse los ojos
  • Aplicación de compresas frías sobre los párpados
  • Cuidada higiene de los ojos con suero y de los párpados con jabones de pH neutro
  • No usar lentes de contacto

Cuando el oftalmólogo diagnostique la conjuntivitis alérgica, determinará el tratamiento más adecuado, que suele consistir en la administración de colirios o pomadas (antiinflamatorios, corticoides, lágrimas artificiales, etc.). Si el especialista lo considera oportuno, también puede suministrar antihistamínicos de forma oral para tratar las reacciones alérgicas.

Aunque el tratamiento en esta patología es muy eficaz aliviando los síntomas, la conjuntiva vuelve a inflamarse si continúa su exposición a los agentes alérgenos.

 

¿Te gustó este post? Valóralo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.