Cómo cuidar nuestros ojos en verano

Clínica Oftalmológica / Blog / Cómo cuidar nuestros ojos en verano

Cómo cuidar nuestros ojos en verano

2015-06-29T15:21:13+00:0029 de junio de 2015|

En verano los riesgos de la salud ocular aumentan por el incremento de las temperaturas y la exposición de los ojos al agua.

Los ojos, debido a la exposición a la que se ven sometidos, son uno de los órganos que en verano se ven más afectados por la exposición al sol y al agua y a los que menos atención prestamos.

Desde Clínicas Novovisión os recomendamos seguir los siguientes consejos para prevenir vuestra vista, también en verano:

1. El uso de gafas de sol es muy recomendable porque una exposición solar prolongada puede provocar irritación ocular.

2. El cloro puede resultar muy irritante para los ojos. Por eso, eso es recomendable usar gafas de buceo, porque previenen de picores, escozores y de los ojos rojos. Además, el uso de estas gafas previene de infecciones como las conjuntivitis.

3. ¿Usas lentillas? En ese caso, no deberías bañarse con ellas puestas ya que pueden provocar infecciones, que suelen ser bastante dañinas para los ojos, al contaminarse con hongos o bacterias.

4. Al extender la crema solar por la cara debemos evitar el contacto con los ojos porque puede producir irritación.

5. Si en la playa o piscina aparece algún tipo de irritación, lo primero que debemos hacer es lavar nuestros ojos con suero salino fisiológico o unas lágrimas artificiales. Si los síntomas no desaparecen en unas horas, es recomendable acudir al oftalmólogo.

6. Hay que tener precaución en aquellos lugares en los que pasamos más tiempo como pueden ser la oficina de trabajo, nuestras casas o el coche ya que suele mantenerse alto el nivel del aire acondicionado, provocando una alteración en la calidad de la película lagrimal.

7. Es importante no adquirir gafas de sol o colirios de baja calidad. Es conveniente comprar las gafas de sol homologadas en ópticas y centros especializados en lugar de en puestos ambulantes o mercadillos, porque no garantizan la calidad del cristal.

8.  Los descuidos o el viento pueden levantar la arena y provocar que esta llegue a los ojos. Si esto sucede, es importante no frotarse los ojos y lavarlos con suero salino fisiológico con el fin de eliminar el posible cuerpo extraño en los ojos.

Ojo con los ojos en verano, siguiendo estas recomendaciones cuidaréis de vuestra vista durante estos meses.

 

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.