Beneficios de la manzanilla para los ojos, ¿mito o realidad?

Clínica Oftalmológica / Blog / Beneficios de la manzanilla para los ojos, ¿mito o realidad?

Beneficios de la manzanilla para los ojos, ¿mito o realidad?

2018-11-20T10:53:36+00:0020 de noviembre de 2018|

BENEFICIOS DE LA MANZANILLA PARA LOS OJOS, ¿MITO O REALIDAD?

La manzanilla, cuyo nombre científico es Matricaria Chamomilla ó Matricaria Recutita, es una planta aromática perteneciente a la familia de las asteráceas.

Tiene su origen en Europa occidental y norte de Asia. Se caracteriza por sus flores blancas, con un centro amarillo y, en especial, por su intenso aroma.

Pero lo más importante de esta planta es que posee importantes propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antiespasmódicas gracias a dos de sus componentes: camazuleno y alfa-bisabolol.

Por ello y desde hace miles de años, ha venido siendo utilizada, con fines medicinales, por diversas culturas, como la egipcia, la griega, la romana e incluso durante la Edad Media.

De hecho y hoy en día, aún se recurre a la manzanilla como remedio casero natural, transmitido de una generación a otra, para abordar distintos problemas de salud y en concreto, en cuanto a los ojos, para tratar de paliar los efectos de la conjuntivitis, la hinchazón de párpados y la irritación ocular, entre otras muchas dolencias.

Sin embargo, aunque la infusión de manzanilla produce efectos beneficiosos una vez ingerida, no resulta aconsejable su aplicación directa sobre los ojos por distinto motivos:

  • Dado que los ojos son una parte muy delicada del cuerpo, cualquier producto que se aplique sobre ellos ha de ser estéril y la infusión de manzanilla, no lo es.
    Además, tanto si se prepara con agua mineral como con agua del grifo, es muy fácil que el agua se contamine. Por lo tanto, puede provocar una infección.
  • La infusión contiene diferentes elementos de la planta que no solo pueden producir irritación sino que, además, es posible que alteren la flora bacteriana normal de los ojos, resecarlos o incluso, en el peor de los casos, que provoquen una indeseada reacción alérgica.
  • No hay consenso alguno sobre la cantidad de agua que debería llevar la infusión ni a qué temperatura debería aplicarse para originar esos posibles beneficios sobre los ojos.

Por consiguiente, si confrontamos los posibles efectos positivos de la aplicación directa de una infusión de manzanilla en nuestros ojos y sus potenciales perjuicios, lo más razonable es acudir, ante cualquier problema ocular, al especialista.

Tiene que ser el profesional el que, tras un examen exhaustivo de los ojos, diagnostique la patología y determine el tratamiento más adecuado para cada caso en función de su gravedad.

CONCLUSIONES

Finalmente, debemos recordar que solo los productos oftalmológicos, de venta en farmacias, reúnen los necesarios requisitos de calidad, en cuanto a higiene y esterilización, para poder ser aplicados, sin más, sobre los ojos. Y por esta razón, lo mejor será acudir a la manzanilla en colirio en vez de aplicar gasas empapadas con la infusión.

¿Te gustó este post? Valóralo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,43 de 5)

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.