¿Son un impedimento las lentes de contacto Orto-K si queremos operarnos, después, con Lasik?

Clínica Oftalmológica / Blog / ¿Son un impedimento las lentes de contacto Orto-K si queremos operarnos, después, con Lasik?

¿Son un impedimento las lentes de contacto Orto-K si queremos operarnos, después, con Lasik?

2018-07-25T09:58:44+00:0020 de junio de 2018|

Lentillas orto k y su relación con la cirugía refractiva Lasik

Esta es la pregunta que nos hacemos todos aquellos que padecemos de miopía y es que la ortoqueratología, a día de hoy, se perfila como el segundo método más efectivo  para prevenir el aumento de la miopía infantil.

La ortoqueratología (OK) es, en esencia, una técnica que permite, de forma cómoda y fácil, la remodelación de la córnea mediante el uso de lentes de contacto diseñadas, especialmente, para ser utilizadas a la hora de acostarse por la noche.

Estas lentes producen un aplanamiento de la córnea que corrige las dioptrías causantes de la mala visión, con la ventaja de que, si después se plantea la posibilidad de una cirugía Lasik, tan solo hay que retirar su uso durante un tiempo, por lo general un mes, ya que la ortoqueratología es reversible. Esto quiere decir que,  una vez suspendido el tratamiento con las lentes ORTO-K, la córnea recupera su forma inicial.

Estudios realizados por nuestro equipo médico

El equipo de la clínica Novovisión en colaboración con otros profesionales de reconocido prestigio ha realizado un estudio para determinar esto mismo, si las lentes de contacto de ortoqueratología (lentes ORTO-K) constituyen de por sí un obstáculo si queremos someternos, después, a una corrección permanente de las dioptrías con cirugía Lasik.

Este estudio, que se desarrolló en la cínica Novovisión, comparó los resultados entre dos grupos de pacientes. En ambos casos, la miopía ya se había estabilizado y no existían antecedentes de enfermedad ocular. La única diferencia radicaba en que tan solo uno de estos dos grupos había usado, previamente, las lentes de contacto ORTO-K.  

El equipo de Novovisión recogió información exhaustiva, tanto antes de la cirugía como durante la misma y todo el año posterior a su realización y constató, una vez realizada la cirugía Lasik, resultados satisfactorios en todos los pacientes, sin ningún tipo de complicación posterior.

Este estudio llevado a cabo por la clínica Novovisión es, de hecho, el primer estudio que evalúa los cambios en pacientes que se someten a cirugía Lasik después de un largo periodo de tratamiento con ortoqueratología.

Los datos arrojados por este estudio son relevadores y muestran que los cambios morfológicos sobre la córnea, derivados de la cirugía Lasik, no son diferentes en pacientes  que, previamente, se sometieron a ortoqueratología.

O dicho de otro modo, la respuesta de la cornea a la cirugía Lasik no es diferente entre pacientes que usaron lentes de contacto de ortoqueratología y los que no las usaron.

Y puesto que de acuerdo con las últimas investigaciones, la disminución de la progresión de la miopía en niños que llevaron lentes de contacto de ortoqueratología es más que evidente, es importante acudir al especialista lo antes posible, ya que si se instaura un tratamiento antimiopía en un niño  a partir de 4 años, podemos lograr que nunca necesite llevar gafas ni lentillas o que se quede con muy pocas dioptrías. De esta forma, podemos corregir y frenar el avance de la miopía en el niño y solo en los casos en los que aún quede alguna dioptría corregirla, cuando sea un poco más mayor, con Lasik para así, eliminarla de manera permanente.

En conclusión y respondiendo a la pregunta que nos hacíamos desde el principio, podemos afirmar que un paciente que ha recurrido, previamente, a la ortoqueratología  puede someterse a la cirugía Lasik con la misma predictibilidad que aquel otro paciente que no ha sido usuario de lentes de contacto ORTO-K.

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.